Querido diario... Una cena de degustación | Anita Flow Barcelona

Una cena de degustación que dio mucho que hablar

Así fue la velada privada en la que varios especialistas gastronómicos de la ciudad pudieron probar algunas de las mejores entradas de nuestra carta.
La vida nos brinda momentos alucinantes. Como la oportunidad de compartir con auténticos militantes del buen comer, las creaciones de nuestra cocina. Estos momentos me dan una energía muy especial y prueban que mi manera de entender la gastronomía alimenta el espíritu.

El 9 de septiembre realicé un rendezvous para que algunos de los periodistas culinarios más activos de Barcelona pudieran experimentar nuestra carta. Lo mejor es vivirlo en persona, ya lo sé, pero he de contaros cómo fue porque creo que no pudo salir mejor.

La degustación tenía un poco de todo; Desde los fish and chips con acompañamientos verdes hasta nuestras papas ‘arrugás’, no faltaron una selección de postres sorpresa y deliciosas opciones veggies. 

Pero fueron dos los platos que se llevaron todo el protagonismo: el pollo a l’ast y el mezze platter. Los asistentes dejaron muy claro que estos fueron los favoritos de la noche. 

El platter es una colección de cremas árabes para mojar y untar. Radicalmente vegetariana y con una intensidad y variedad de sabores única. El plato combina muhammara, hummus de remolacha y baba ganoush con unos acompañamientos de queso feta, olivas y hortalizas asadas. Para mí, una versión sana y centenaria de los dips que tanto triunfan hoy en día.

El otro protagonista que ahí sentadito generó conmoción, fue el pollo a l’ast. No me extraña, cuando me decidí a introducir este clásico barcelonés en la carta quise reinventarlo todo lo posible y el resultado fue una presentación que no deja indiferente a nadie: un pollo entero aparece erguido en el plato con una aromática guarnición de tubérculos también asados. Fue genial ver que habíamos conseguido darle esa vuelta de tuerca que estábamos buscando.

Lo decía al inicio, estas experiencias me dan la vida y son clave para mi cocina. Ver a nuestros invitados disfrutando todas y cada una de las propuestas, es una satisfacción para todo el equipo de Anita Flow. Por eso me gustaría agradecer de todo corazón a los invitados por su tiempo y su paladar:  Laia Atúnez, Marc Orozco y Xènia Roset, Anna Torrents, Laura Conde, Daniel Arbós y Laura Morales, fue un tremendo gusto conoceros.

Pero esto no ha hecho más que empezar. Muchas más veladas inolvidables y sabores que compartir están en el horizonte. Os iré informando.