Nochevieja, tradiciones, comida y buena suerte | Anita Flow Barcelona

NOCHEVIEJA, TRADICIONES, COMIDA Y BUENA SUERTE EN ANITA FLOW

Aquí estamos, queridos, a punto de terminar la década. Diez años, casi nada. Esta nochevieja cerramos el 2019 junto con todos los años de los 2010. ¡Es muy emocionante!

Han sido unos años muy divertidos y espero que con montones de cosas alucinantes para todos. Aunque los próximos bien podrían ser los diez últimos —hasta que el planeta aguante— tengo muchas esperanzas puestas en los nuevos años 20 y en las cosas que vamos a conseguir.

Este es mi plan. Uno que solo podría venir de una restauranteur como yo. He investigado tradiciones de fin de año divertidas que tengan una estrecha relación con la comida. Olvídate de la ropa interior de colores y las listas de buenos propósitos. Aquí solo hay cosa que podréis hacer —o no— en Anita Flow. La idea es que el restaurante se convierta en un foco de buena vibra para tener la mejor década de nuestras vidas.

La primera es fácil, basta con darse un atracón en fin de año. Así se hace en Estonia, un atracón hasta desabrocharse el botón del pantalón. 

—¿Posible en Anita? Sí, por supuesto, “comer mucho y bien” es una clara definición de nuestra filosofía. Mira lo que tenemos preparado para Fin de Año aquí.

Cómo no, los dulces juegan un papel importante en muchas de estas costumbres. En España, además de las uvas de la suerte, tenemos una tradición tácita de recuperar fuerzas al volver de fiesta con delicioso chocolate con churros. Ideal para contrarrestar la resaca.

— ¿Posible en Anita? ¡Claro que sí! En la carta de desayunos tenemos el mejor chocolate con churros de la ciudad.

Otra muy curiosa es la costumbre boliviana de preparar tartas con monedas en su interior que, si te tocan, te traerán muy buena suerte.

— ¿Posible en Anita? Ni de coña, el dinero está lleno de gérmenes, es una cochinada.

Si lo que te interesa es el dinero, la superstición en Filipinas, dice que las formas redondas que recuerdan a las monedas atraen la riqueza. Así que rodearse de cosas redondas es la mejor manera de empezar el año: tacos, tomates, platos, galletas, frutas, ¡pizza! Todo vale.

— ¿Posible en Anita? Tanto en la carta como en los espacios hay cosas redondas. Elige siguiendo un criterio de circunferencia y tu futuro se escribirá en letras de oro.

Por si no lo sabías, los malos espíritus odian que se lancen cosas. Una buena manera de alejar los malos rollos son los tradicionales lanzamientos de pan de Irlanda, contra las paredes o las roturas de platos en Dinamarca. Ese tipo de violencia mantiene a los espíritus bien alejados para todo el año.

— ¿Posible en Anita? El pan, si está limpio y no te vemos, puedes lanzarlo donde quieras. Los platos, francamente allá tú, si decides romperlos a pesar de la maravillosa comida que te habrán traído, igual el espíritu malvado eres tú.

He dejado la más bonita para el final. La predicción de la manzana, propia de la República Checa. Solo tienes que cortar una manzana por la mitad horizontal y ver la forma del corazón. ¡Casi como si fuera una galleta de la suerte! Si ves una silueta con forma de estrella tu año será una maravilla pero, ojo, que si es una cruz será más bien al contrario.

 — ¿Posible en Anita? Claro, siempre tenemos fruta fresca así que pídete una manzana y un cuchillo y ¡buena suerte! Solo ten en cuenta que si te sale una cruz tendrás que pedirnos —y pagar— otra manzana.

Con estos trucos podemos asegurarnos que empezaremos el año, al menos, pasándolo bien con las personas que amamos. La suerte, por supuesto, os garantizo que está asegurada. Pero con los dedos cruzados, por si acaso.